El archivo de la historia y la memoria audiovisual del Tolima, una tarea por emprender

por Andrés Tafur

El programa de comunicación social periodismo [CSP] de la Universidad del Tolima [UT] está dando origen a una iniciativa académica, relacionada con la sistematización, el inventario, la catalogación y la conservación de la producción audiovisual – documental y argumental – de sus estudiantes y profesores en la perspectiva de construir un archivo fílmico.

El objetivo: configurar las condiciones para la promoción, la formación, el fomento y la memoria de lo audiovisual y lo cinematográfico en el claustro universitario.

Tal iniciativa no puede considerarse menor, y nos tiene que llamar a la reflexión acerca de qué hacer con la producción fílmica en nuestro departamento:

¿Qué ha pasado con la actividad cinematográfica y audiovisual en el Tolima en su conjunto? ¿Dónde reposan las películas, los guiones originales, los carteles, los folletos alusivos a la exhibición, y las memorias de esos procesos?

Empecemos por cuestionarnos acerca del papel que juegan los archivos en la vida de las sociedades.

El archivo

El archivo puede definirse como un dispositivo físico, abstracto o mental, en el que se ordenan – bajo algún principio o criterio [política]– los testimonios materiales de acontecimientos registrados de manera escritural, gráfica o audiovisual, sobre un soporte de papel o digital [documento]: los documentos al interior del archivo se clasifican o se agrupan en categorías, conformadas bajo algún criterio [política], que reúne a varios documentos según aspectos comunes [fondos, series, sub-series].

amenaza nuclear los tolimensesA manera de metáfora, parafraseando a Paul Ricoeur, el archivo es a la memoria como la política es al olvido.

La política archivística en el departamento del Tolima ha privilegiado hasta ahora la preservación de los archivos escriturales. De hecho, se puede decir que la labor archivística de los profesores que se ocuparon del rescate de los archivos históricos del departamento, se ha basado en el soporte tradicional de los documentos: el papel.

Dicha concepción del archivo no ha sido ajena a las demás regiones del país. Se trata de un problema de visión que se debe, entre otros factores, a la orfandad en que los archivos audiovisuales y cinematográficos han permanecido a lo largo del tiempo, sin un conjunto de políticas de Estado que se apliquen de una manera integral y con apropiación de recursos permanentes.

Con la Constitución de 1991 se da un gran paso al encargar al Estado esta tarea y posteriormente, con la Ley de Cultura en 1997, al Ministerio de Cultura. Aunque desde 1995 existe la legislación relativa al Depósito Legal, una útil y eficaz herramienta de conservación de la memoria, que ha sido implementada y desarrollada en muchos países, en Colombia apenas se ha comenzado a trabajar en el área audiovisual.

Es ese el contexto en el que aparece la iniciativa de los profesores del programa de CSP de la UT.

¿Para qué preservar nuestro patrimonio audiovisual?

Más que el cumplimiento de un requisito académico, los productos audiovisuales representan las miradas e interrogantes sobre problemas que aquejan nuestro tiempo, cuestionan e indagan por la ciudad e imprimen una mirada sobre distintos fenómenos económicos, sociales, morales y políticos.

canaguaro d.kusmanich hondaEl sólo hecho de tomar una cámara de vídeo en nuestras manos nos empuja automáticamente a mirar nuestro entorno a través del visor. Esta mediación lleva a un tipo de reflexión propia del lenguaje audiovisual, de las imágenes, que representan el mundo.

En esta <> presentación se revela un nuevo mundo, un mundo parcelado [el encuadre], ensamblado [el montaje] pero que gracias a este tipo de abstracción nos revela aspectos nuevos y únicos de la realidad que sólo la reflexión audiovisual permite evidenciar.

El compilar, ordenar, inventariar, catalogar y analizar esta producción es un punto de partida para asumir una discusión real respecto a la importancia de la producción audiovisual y sus posibilidades en la preservación de la memoria de la sociedad.

Con el tiempo, las miradas y abordajes acerca de los productos, permitirán conocer los cambios sociales y los problemas de una época en particular. Los personajes, hechos y cuestionamientos que aparecen en las producciones se convierten en el registro histórico que permite abordar las problemáticas y cambios que aquejan o irrumpen en la realidad de nuestra región, hasta decantarse por relatos que van más allá de nuestras fronteras territoriales.

colección cine silente fpfcPara la muestra, la “revolución intelectual” que se generó en los estudios sobre el cine colombiano desde la recuperación y restauración de las películas silentes de principios del siglo pasado, se debe exclusivamente a la posibilidad de verlas en nuevos formatos [DVD-HD], gracias al trabajo de la Fundación Patrimonio Fílmico Colombiano.

Aquello ha permitido una mirada historiográfica, sociológica y política nueva sobre el país de esos años: sus rituales, relaciones y prácticas públicas y privadas, que, de otra manera, el texto escrito y los registros gráficos de la prensa no nos habían permitido ver.

Para este fin, igual importancia han tenido tanto los materiales en bruto como las vistas montadas en noticiarios cinematográficos, y por supuesto, las películas documentales y de ficción.

En el caso del Tolima – una razón poderosa para avanzar en la construcción de nuestro archivo - el antioqueño Carlos Arturo Sanín Restrepo y varios socios locales, entre ellos el hacendado y comerciante Leonidas Arango Tamayo, de acuerdo con algunos registros, acometieron la aventura de realizar una película de ficción.

Fundada la Sociedad Filmadora del Tolima S.C, con fines de negocio, se rodó en el Líbano en 1928, Los amores de Quelif, obra de la cual muy poco puede decirse hoy, ya que no quedan registros visuales.

Varios años de producción continua

cinemes publicación fpfcDesde el 2009, la producción audiovisual del programa de CSP de la UT no ha parado. Las asignaturas de producción documental y argumental, así como el énfasis de investigación en audiovisual, acumulan un corpus que está cercano a las cien obras, todas en formato de corto y medio metraje.

Los temas son diversos: la ciudad como sinfonía, el ambiente, la universidad, el desplazamiento, las violencias, e incluso exploraciones con los géneros cinematográficos, como la comedia y el horror.

Se espera, luego de adelantar esta primera fase del proyecto, trabajar sobre otras experiencias de producción audiovisual y cinematográfica en la Universidad del Tolima, como por ejemplo la del desaparecido programa de ciencias sociales, el cual sirvió de semillero a varios de los profesionales que actualmente conforman el mapa de la producción y exhibición de cine en el departamento, y el grupo de investigación en Comunicación y Cultura, bajo la coordinación del profesor Luis Rozo, que ha animado desde su experiencia, no solamente la producción sino también la exhibición y la investigación en torno al cine.