El Salado recuerda, siente, vive y expresa sus tradiciones

por IMA Comunicaciones

El barrio especial El Salado rebosa de memoria y tradición, tal hecho fue confirmado por la bibliotecaria de la Biblioteca Pública - Casa de la Cultura el Salado, de la comuna 7, Adriana Patricia Correal, quien durante el 2017 implementó en su biblioteca y comunidad un proceso de recuperación de memoria y tradición que impactó a todos los habitantes de esta histórica zona de Ibagué.

 

exposición fotográfica de memroria historica de la comunidad

Adriana Patricia Correal y los amigos de la Biblioteca de El Salado. 

"El salado recuerda, siente, vive y expresa sus tradiciones", surgió inicialmente como una serie de acciones que pretendían hacer uso de las herramientas tecnológicas y comunicativas con las que cuenta el sector, pero poco a poco Adriana, en compañía de la comunidad, lo consolidó en una estrategia para recuperar, preservar y visibilizar la historia, memoria y tradición del barrio. El proyecto pronto recibiría un reconocimiento nacional, siendo la biblioteca del barrio El Salado, una de las ganadoras de la tercera convocatoria nacional para el desarrollo de servicios innovadores de la Biblioteca Nacional de Colombia y el Ministerio de Cultura.

lecturas vivas con los adultos mayores

La estrategia articuló los siguientes aspectos: recuperación de la memoria de la comunidad por medio de la fotografía, el uso de los medios de comunicación para divulgar el patrimonio cultural y la exploración y reconocimiento del entorno.

La fotografía de mis abuelos

Para poder realizar una efectiva acción de recuperación de memoria, era necesario reunir a varias generaciones que pudieran intercambiar sus historias y conocimientos, por ello fue importante durante la ejecución de la estrategia realizar actividades como la lectura viva a los adultos mayores del barrio, por parte de los niños y jóvenes vinculados al proceso. En estas sesiones los adultos mayores fueron entrevistados y sus memorias digitalizadas de manera audiovisual, también sus álbumes fotográficos fueron explorados, comentados y digitalizados, estas fotografías permitieron a los niños y jóvenes ver como El Salado fue construyéndose, ampliándose, cómo eran las celebraciones de semana santa y las folclóricas en los años 60s y 70s, también cómo eran de jóvenes los adultos mayores que ellos actualmente conocen, la revisión de álbumes familiares siempre logra ese efecto de curiosidad, de lograr que las personas conozcan el pasado como algo tangible y que en efecto sucedió, logra abrir el interés por la historia, los orígenes y los relatos que se construyen, ya sea de forma veraz o mítica alrededor de una foto.

toma de juramento de la primera junta comunal del barrio el salado

Fue importante por parte de Adriana, promover la digitalización de estas fotografías, porque así pasan de ser elementos privados de una persona o familia a convertirse en un bien común de toda la comunidad y herramienta de construcción del pasado e historia del barrio.     

personajes y habitantes delbarrio El Salado                            

Comunicando el barrio

Actualmente El Salado cuenta con un Vive Digital Plus con sala audiovisual y emisora, era necesario que estas herramientas se vincularon al aspecto de la comunicación, el cual debía ser implícito en la estrategia. Fue así que los niños y jóvenes vinculados, recibieron capacitación en el uso de equipos audiovisuales y sonoros, al igual que una capacitación sobre la importancia de realizar productos comunicativos. Con estos conocimientos y herramientas los niños del barrio salieron a recorrer El Salado para capturar dichas memorias, acontecimientos y valores del barrio.

registro de las memorias vidas de los adultos mayores del barrio El Salado

Entre los intereses de los niños y jóvenes se percibió el del paisaje, medio ambiente y la preocupación por el cuidado de los recursos naturales, que es un aspecto propio del barrio, el cual cuenta con una amplia zona rural.

formación en uso de las comunicaciones como herramienta del registro de memorias

En el marco del proceso se impulsó el recorrido del barrio por parte de sus habitantes, realizando siempre un trabajo de registro de las actividades. Todos los contenidos comunicativos surgidos del proceso fueron circulados por internet, surgió un nuevo reto entre los habitantes de El Salado: contar con una emisora comunitaria propia, donde contar quiénes y cómo son.

Componente de comunicaciónen el barrio El Salado

El proceso concluyó con un evento cultural, que incluyó la exposición fotográfica patrimonial del barrio, sin embargo, el proceso apenas inicia. Un año de trabajo permitió saber que aún hay mucho más por hacer para preservar la memoria del barrio, sus tradiciones y cultura se dan a conocer, sienten que además puede ser una inversión. Actualmente el barrio está consolidando servicios turísticos y ambientales, favorecidos por el amplio corredor rural del norte, fuentes hídricas, la ruta hacía San Bernardo, la oferta gastronómica y la presencia de varios colectivos culturales en el sector; el barrio, también ha empezado a ser observado por productoras de cine, que ven en El Salado un potencial como locación para producciones cinematográficas, este año precisamente, RH Cine con el apoyo de la comunidad grabó la película “Toque de Queda, Toque de Parranda”, con actores nacionales, entre ellos el maestro Alejandro Buenaventura y Alexander Layseca, también circula información sobre la grabación de un largometraje y una serie web.

Toque de Queda Toque de Parranda cuenta con el protragónico del actor Alejandro Buenaventura

Equipo de producción y realización de la película Toque de Queda Toque de Parranda

El futuro es prometedor, pero no se puede avanzar hacia él con paso firme, si no se conoce el pasado, resulta ser un alivio y emocionante encontrar casos como El Salado, donde las comunidades están interesadas en realizar esa labor de rescate, preservación y divulgación de su patrimonio como barrio.

Registro de las celebraciones religiosas del barrio El Salado

 

El Salado, un barrio de película.

En otras ocasiones el barrio especial El Salado ha sido locación para que los directores de cine ibaguereños cuenten sus historias.

Son de recordar: “Asados y algo más” de Camilo Riaño.

“Reflejo” de Carlos Nieto.

Para el 2017, dos directores nuevamente ven en El salado su potencial como locación y fuente de historias. Juan José Cañón  para la producción de su película largometraje “Ibagué Hechizada”, escogió el barrio como uno de los sitios de Ibagué, donde podía hablar de la tradición oral mítica vinculada con la arquitectura y sitios de la ciudad. Pablo Andrés Calderón, no solo escogió El Salado como locación, también decidió contar una historia de época propia del sector: “Toque de Queda, Toque de Parranda”, cuya trama cuenta cómo los habitantes del barrio deben unirse para lograr alejar un espectro de las calles del Salado, para que la diversión y el amor vuelvan a sus noches. Ambas películas están preparadas para ser exhibidas, como invitadas, al Festival Internacional de Cine de Cartagena del 2018, año en el que El Salado acogerá nuevamente dos nuevas producciones cinematográficas.